:: Alwaght ::

Elección del editor

Noticia

Más vistos

Casos

Disputas territoriales latinoamericanas

Disputas territoriales latinoamericanas

En América Latina, existen algunas disputas territoriales, derivadas de conflictos y guerras del siglo XIX. En la mayoría de los casos, los países litigantes han acudido a las organizaciones internacionales, entre ellas, La Haya, para resolver sus casos.
Guerrillas en América Latina

Guerrillas en América Latina

Las guerrillas en América Latina son legados de la Guerra Fría. Actualmente, los Gobiernos latinoamericanos intentan resolver los conflictos con las guerrillas a través de diálogos. Como en Colombia, donde el Gobierno mantiene negociaciones de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).
Caso AMIA

Caso AMIA

El caso AMIA ha ensombrecido las relaciones entre Irán y Argentina desde más de 20 años. La Justica argentina acusa al Gobierno iraní de estar detrás del atentado perpetrado a la sede de Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) en 1994. Irán siempre ha rechazado esa acusación y ha expresado su disposición para esclarecer los hechos.
Situación en Yemen

Situación en Yemen

A lo largo de la historia, Arabia Saudí ha tratado de debilitar y empobrecer a Yemen para satisfacer sus propios intereses. Recientemente, Riad ha lanzado una campaña militar contra Yemen que ha resultado en la destrucción de gran parte de la infraestructura yemení.
Bandas terroristas-takfiríes

Bandas terroristas-takfiríes

Las bandas terroristas como Daesh y Al-Qaeda consideran infieles a los que no comparten su ideología y han cometido distin tos tipos de atrocidades, especialmente en los países islámicos. Se cree que estas bandas son obras del Occidente.
Programa nuclear de Irán

Programa nuclear de Irán

A pesar de que no hay ninguna prueba sobre un supuesto desvío en las actividades nucleares iraníes, Irán ha sido objeto de una inmensa campaña de sanciones internacionales, forzadas por Estados Unidos y sus aliados, con la acusación de que Teherán oculta actividades militares bajo su programa nuclear.
Estados Unidos y América Latina

Estados Unidos y América Latina

Estados Unidos, desde hace siglos, ha intentado mantener a América Latina como su patio trasero. Washington siempre ha intentado desestabilizar a los países cuyos gobiernos optan por una política independiente. En este camino, Estados Unidos ha utilizado distin tos instrumentos, como intervenciones militares, golpes de Estado, sanciones, injerencias y etc. Pero el objetivo sigue siendo la misma: mantener la hegemonía en el Continente Americano.
Tensión EEUU-Rusia

Tensión EEUU-Rusia

Las tensiones entre Rusia y Estados Unidos han alcanzado su máximo nivel desde el desmantelamiento de la Unión Soviética. Las dos potencias mundiales discrepan sobre la situación en Ucrania y se acusan mutuamente de tomar medidas que agravan la crisis en este país europeo.
Régimen Sionista

Régimen Sionista

El régimen sionista israelí, fundado sobre una estrategia extorsionista en los territorios de los palestinos, viola sistemáticamente los derechos de los palestinos.
Eje de Resistencia

Eje de Resistencia

Hay varios Gobiernos y movimientos que resisten contra la ocupación israelí y las políticas expansionistas del régimen de Tel Aviv. Los integrantes del “eje de resistencia” se defienden ante las amenazas sionistas.
alwaght.com
Artículo

Los objetivos internacionales que persigue Arabia Saudí con la intervención militar en Yemen

Jueves 23 abril 2015
Los objetivos internacionales que persigue Arabia Saudí con la intervención militar en Yemen
Alwaght- La intervención militar de Arabia Saudí y sus aliados árabes en Yemen agudizó la crisis en este país árabe empujándola hacia una fase más complicada y completamente diferente. Si bien es conocido que Al Saud durante décadas ha adoptado una política exterior muy cautelosa y conservadora, el ataque militar que ha lanzado contra Yemen bajo el mandato de jóvenes líderes, como el ministro de Defensa, Mohamed bin Soltan, hijo del rey saudí, ha creado una ola de preguntas y análisis al respecto. Sin tener en cuenta la forma, el proceso y las posibles secuelas de la intervención saudí a Yemen, para conocer mejor la política exterior de Arabia Saudí hay que preguntar sobre los objetivos de esta aventura bélica. 

Durante las últimas semanas, la mayoría de los líderes y analistas cercanos a la monarquía saudí han tratado de presentar el ataque militar a Yemen como una reacción a las amenazas desde el sur de este país contra la seguridad saudí y, de esta manera, recibir el apoyo necesario a nivel regional e internacional para que continúe la operación, no obstante, una investigación, por un lado, de la situación interna y el poder militar de la monarquía de saudí y, por otro, de los poderes y las acciones de los protagonistas de la política yemení nos llevará a resultados diferentes. En este sentido, se puede decir que la invasión saudí a Yemen en vez de surgir de preocupaciones de seguridad, ha sido un intento de los jóvenes líderes saudíes, como Mohamed bin Naif, para aumentar el prestigio nacional de Arabia Saudí a nivel regional e internacional. Un intento que contraviene la postura precavida y conservadora hasta ahora preferida por este país y casi ignora la complicada realidad de Yemen, el balance de poder y la situación regional.

La alegación principal de los saudíes para justificar una intervención militar en Yemen fue la supuesta amenaza que pueden suponer los combatientes del movimiento popular yemení Ansarolá, apoyado por Irán, contra la seguridad de Arabia Saudí, la región y el estrecho de Bab el-Mandeb. Existen varios puntos que mencionar respecto a este alegato. La crisis actual en Yemen, antes de tener relación alguna con el movimiento Ansarolá, es resultado de las políticas erróneas del Gobierno yemení durante las últimas décadas y, de hecho, un amplio descontento popular por la grave situación económica y los conflictos internos; estatus quo producto de las injerencias de los países árabes del Golfo Pérsico, en particular Arabia Saudí. Asimismo, las manifestaciones y protestas populares que vivió Yemen en el año 2011 no lograron crear cambios visibles en la vida cotidiana de los ciudadanos y, además, la iniciativa del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG - integrado por los países árabes ribereños del Golfo Pérsico) en lugar de responder a las demandas del pueblo fue una medida para frenar la revolución yemení. Por otra parte, los hutíes y Ansarolá, además de mantener algunas buenas relaciones con Irán, forman parte de un movimiento social, político, popular, nacional y revolucionario que después de las políticas erróneas del Gobierno, con el apoyo de una parte considerable del Ejército, lograron ganar fuerza en el país árabe. El otro punto es que sus vecinos árabes, en lugar de aceptar el poder de los hutíes y llegar a un entendimiento con este movimiento, han buscado desde el principio debilitar a Ansarolá en todos los campos, sobre todo, el político y militar, lo que redundó en  el agravamiento de la crisis de Yemen. En este sentido, el asunto principal se centró en “lanzar  propagandas negativas” acerca del poder de los hutíes en Yemen, mientras que incluso después de la intervención militar de Arabia Saudí en este país árabe, los hutíes y el ejército yemení actuaron con moderación e intentaron evitar el desarrollo de la guerra. Es decir, no se puede considerar al movimiento hutí una seria amenaza para un país con una notable capacidad militar como Arabia Saudí. Además, mientras que las grandes potencias están vigilando las vías marítimas de la zona, que son de suma importancia para el comercio mundial, es ilógico  suponer que un grupo popular como los hutíes significa una amenaza para la seguridad del estratégico estrecho de Bab-el-Mandeb.

Según los puntos mencionados, se puede concluir que el objetivo principal de los saudíes para intervenir militarmente en Yemen ha sido restaurar su prestigio a nivel regional e internacional. Este objetivo, para Al Saud, ha tenido más importancia  que las preocupaciones por la seguridad. Además de la integridad territorial, la seguridad nacional y el bienestar nacional, el "prestigio nacional" es otro objetivo en la política exterior de los gobiernos. Los gobiernos mejoran su prestigio nacional a través de factores como el desarrollo económico, elementos religiosos y culturales o el desarrollo del poder militar. Hasta ahora, el régimen saudí, bajo el título de 'Guardián de los Santos Lugares', se ha aprovechado de su posición religiosa, para tratar de elevar su prestigio nacional y, en este objetivo, también han utilizado el poder económico en el campo de las exportaciones de petróleo. Pero, ahora, parece que Arabia Saudí intenta concretar este objetivo por medio de su capacidad militar. Es decir, el nuevo régimen saudí cree que los antiguos métodos han perjudicado su prestigio nacional y han reducido su papel en la región. Y entonces, debe mejorar su posición a nivel nacional y regional a través del uso de las armas modernas y la demostración del poder militar. Por lo tanto, el régimen saudí eligió Yemen para mostrar su musculo porque pensaba que atacando a su vecino sufriría menos pérdidas que en otros países regionales en todos los campos, sobre todo en el campo militar.

No son claros los resultados de la intervención militar de Arabia Saudí en Yemen. Los saudíes, por un lado, no han podido cumplir con sus objetivos en Yemen y, por otro, su injerencia militar en el país árabe ha tenido efectos negativos para su prestigio regional. Otro punto importante es que la intervención militar intensificará la crisis en Yemen y, a largo plazo, amenazará la seguridad de las autoridades saudíes.       

Tags :

Comentarios
Nombre :
Correo :
* Texto :
Enviar

Galería

Foto

Video

Protestas en Chile contra ataque de EEUU a Siria

Protestas en Chile contra ataque de EEUU a Siria