:: Alwaght ::

Elección del editor

Noticia

Más vistos

Casos

Disputas territoriales latinoamericanas

Disputas territoriales latinoamericanas

En América Latina, existen algunas disputas territoriales, derivadas de conflictos y guerras del siglo XIX. En la mayoría de los casos, los países litigantes han acudido a las organizaciones internacionales, entre ellas, La Haya, para resolver sus casos.
Guerrillas en América Latina

Guerrillas en América Latina

Las guerrillas en América Latina son legados de la Guerra Fría. Actualmente, los Gobiernos latinoamericanos intentan resolver los conflictos con las guerrillas a través de diálogos. Como en Colombia, donde el Gobierno mantiene negociaciones de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).
Caso AMIA

Caso AMIA

El caso AMIA ha ensombrecido las relaciones entre Irán y Argentina desde más de 20 años. La Justica argentina acusa al Gobierno iraní de estar detrás del atentado perpetrado a la sede de Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) en 1994. Irán siempre ha rechazado esa acusación y ha expresado su disposición para esclarecer los hechos.
Situación en Yemen

Situación en Yemen

A lo largo de la historia, Arabia Saudí ha tratado de debilitar y empobrecer a Yemen para satisfacer sus propios intereses. Recientemente, Riad ha lanzado una campaña militar contra Yemen que ha resultado en la destrucción de gran parte de la infraestructura yemení.
Bandas terroristas-takfiríes

Bandas terroristas-takfiríes

Las bandas terroristas como Daesh y Al-Qaeda consideran infieles a los que no comparten su ideología y han cometido distin tos tipos de atrocidades, especialmente en los países islámicos. Se cree que estas bandas son obras del Occidente.
Programa nuclear de Irán

Programa nuclear de Irán

A pesar de que no hay ninguna prueba sobre un supuesto desvío en las actividades nucleares iraníes, Irán ha sido objeto de una inmensa campaña de sanciones internacionales, forzadas por Estados Unidos y sus aliados, con la acusación de que Teherán oculta actividades militares bajo su programa nuclear.
Estados Unidos y América Latina

Estados Unidos y América Latina

Estados Unidos, desde hace siglos, ha intentado mantener a América Latina como su patio trasero. Washington siempre ha intentado desestabilizar a los países cuyos gobiernos optan por una política independiente. En este camino, Estados Unidos ha utilizado distin tos instrumentos, como intervenciones militares, golpes de Estado, sanciones, injerencias y etc. Pero el objetivo sigue siendo la misma: mantener la hegemonía en el Continente Americano.
Tensión EEUU-Rusia

Tensión EEUU-Rusia

Las tensiones entre Rusia y Estados Unidos han alcanzado su máximo nivel desde el desmantelamiento de la Unión Soviética. Las dos potencias mundiales discrepan sobre la situación en Ucrania y se acusan mutuamente de tomar medidas que agravan la crisis en este país europeo.
Régimen Sionista

Régimen Sionista

El régimen sionista israelí, fundado sobre una estrategia extorsionista en los territorios de los palestinos, viola sistemáticamente los derechos de los palestinos.
Eje de Resistencia

Eje de Resistencia

Hay varios Gobiernos y movimientos que resisten contra la ocupación israelí y las políticas expansionistas del régimen de Tel Aviv. Los integrantes del “eje de resistencia” se defienden ante las amenazas sionistas.
alwaght.com
Artículo

La inseguridad: el legado de Obama para Oriente Medio

Martes 6 diciembre 2016
La inseguridad: el legado de Obama para Oriente Medio

Contenidos relacionados

Postura de EEUU respecto al cambio de enfoque de Turquía

La mala estrategia de Obama en la lucha contra Daesh

Alwaght- La llegada al poder del Partido Demócrata en las elecciones presidenciales de EEUU de 2008 acabó con los ocho años de la administración de George W. Bush, época en la cual el país norteamericano planteó dos grandes invasiones a Oriente Medio. Este cambio revivió la esperanza de restaurar la seguridad en varios países de la región.
Barack Obama asumió el cargo con el lema de ‘disminuir la injerencia militar de EEUU en las crisis internacionales’, pues pretendía seguir los acontecimientos de Oriente Medio con un delicado enfoque. No obstante en 2010 salió a la luz la perspectiva ofensiva de la política exterior del presidente demócrata.   
La aprobación de numerosas resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) contra Irán, bajo el pretexto de que su programa nuclear busca fines militares, fue un gran ejemplo de las políticas de doble rasero de Obama. Aunque el régimen de sanciones se levantó cinco años después y al final de una serie de maratónicas conversaciones entre el equipo diplomático de EEUU e Irán, junto con los miembros permanentes del CSNU más Alemania, no se puede calificar esta medida como un intento de Obama en la vía de rebajar la tensión regional.

 

El acuerdo nuclear entre Irán y el Grupo 5+1, conocido como el Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA, por sus siglas en inglés) se considera el logro político más importante de Obama en los ocho años de su mandato, tal como él mismo durante un reciente concurso lo confirmó y catalogó el pacto entre los dos grandes éxitos alcanzados durante este tiempo. Obama intentaba grabar su nombre en la historia por finalizar el dossier nuclear iraní de una manera pacífica, mientras su antecesor para lograr este objetivo estaba cerca de librar una guerra con Irán.      
Por otra parte, el primer presidente afroamericano de EEUU buscaba reducir la presencia directa de su país en Oriente Medio, pero al mismo tiempo hacer uso de la capacidad de sus aliados regionales, y de esta manera quería mantener la influencia norteamericana en esta zona estratégica. Sin embargo, esta política tampoco alcanzó mucho éxito.  
La crisis de Libia y la orden de una invasión militar por la OTAN mandada por la Casa Blanca, el silencio ante el derrocamiento militar de Mohamed Mursi (el primer presidente electo por el pueblo en Egipto), la luz verde mostrada a Arabia Saudí, Qatar y Turquía para armar a los grupos terroristas en Irak y Siria, y por fin los apoyos políticos a Riad para llevar a cabo una ofensiva a Yemen, dieron a conocer que EEUU sigue siendo ‘un perturbador del orden’ desde el punto de vista de los musulmanes.  
Aunque la política exterior de Obama estaba basada en no desplegar fuerzas terrestres en Oriente Medio, la presencia de las Fuerzas Aéreas y la Marina estadounidenses en la región todavía resultaba en reavivar el conflicto armado, incluso se puede decir que durante la presidencia de Obama esta zona atestiguó más tensiones que la de George Bush. En este último periodo de tiempo los conflictos se debían a las tensiones étnicas y religiosas, mientras que durante el mandato de Bush la fuerza violadora se veía claramente en calidad de un país extranjero.
El presidente demócrata de EEUU trató de fortalecer la capacidad militar de Turquía y Arabia Saudí, como sus aliados regionales, con el fin de convertirlos en los brazos operativos de Washington en Oriente Medio pero esta medida produjo una ilusión de poder para Riad y Ankara que resultó en sus esfuerzos para mover las fronteras oficialmente reconocidas de la región. En este marco, la base de misiles Patriot de la OTAN fue instalada en el sur de Turquía para que la Casa Blanca probara que está lista para defender a sus aliados frente a las amenazas militares y políticas. La estrategia de Washington animó al autoritario Erdogan para anunciar al comienzo de la crisis siria que Ankara atacará al país árabe para derrocar a Bashar al-Asad, incluso sin la cooperación de la OTAN y el occidente. Además, respaldado por el apoyo militar de la OTAN y de Estados Unidos, el mandatario turco trató de cumplir con sus planes para recuperar el Imperio Otomano así que ordenó al Ejército turco entrar en el norte de Irak con el pretexto de proteger a los turcomanos.
De acuerdo con la agencia Reuters, la administración de Obama, durante sus ocho años en el cargo, autorizó la venta de más de 115 mil millones de dólares en armas a Arabia Saudí, la cifra que se considera como la mayor propuesta de armas de Washington a Riad durante la alianza de 71 años entre los dos países. De este modo, el régimen saudí empezó a crear más tensión en la región para fortalecer su posición, contando con el apoyo de Obama.

 

Cabe mencionar que, durante los últimos 6 años, por un lado Riad ha sido el patrocinador logístico más importante de los terroristas en la región y por otro, atacó a Yemen dependiendo de sus almacenes llenos de armas. Algunos analistas piensan que EEUU se hizo la vista gorda ante la invasión de Al-Saud al país más pobre del mundo árabe, Yemen, para que este régimen no obstaculizara el acuerdo nuclear entre Irán y los países G5+1. La verdad es que la intervención militar de Riad y sus aliados árabes a Yemen fue considerado como una oportunidad de girar las ruedas de la industria militar en los Estados Unidos y reducir el desempleo en el país, un problema que Obama estaba tratando de resolver.
Actualmente, a pesar de los esfuerzos de Obama, la tasa de desempleo en Estados Unidos es aproximadamente 10%, la figura se equivale al número registrado antes del inicio de la crisis financiera iniciada en 2008. Los problemas económicos como lo mencionado por fin llevaron a los estadounidenses hacia votar por Trump. Por otra parte, las políticas adoptadas por Obama se convirtieron Oriente Medio en la región más inseguro del mundo. Siria entró en sexto año de guerra ya que las conversaciones de paz han llegado a un punto muerto debido a las oposiciones innecesarias de EEUU y sus aliados. Una gran cantidad de desplazados sirios han emigrados a El Líbano, Jordania, El Kurdistán de Irak y Europa con la esperanza de encontrar un ambiente seguro para vivir, pero en el proceso, muchos perdieron la vida o fueron heridos físicamente o psicológicamente.

 

Además, debido a la profundización de las diferencias sectarias y religiosas en Oriente Medio y el debilitamiento de los gobiernos centrales de Irak, Siria y Yemen, los grupos extremistas obtuvieron una oportunidad para revitalizarse y extenderse. Actualmente, Irak recibe las cooperaciones financieras y la asistencia internacional para eliminar el terrorismo pero la verdad es que las bandas terroristas nunca serán erradicadas completamente en Oriente Medio y siempre existirá la posibilidad que vuelvan a crear inseguridad. Y por este pretexto, todavía continúa la presencia militar de Estados Unidos cerca de las fronteras de China y el este de Irán bajo la justificación del peligro de los grupos armados de Talibán y Al-Qaeda en Afganistán.
Las políticas de Obama para seguir con las guerras subsidiarias en Oriente Medio, con el fin de reducir los gastos de Estados Unidos y mantener la seguridad del régimen sionista, junto con la falta de poder suficiente de sus aliados regionales han creado una pantanosa de guerras de desgaste, que está destruyendo las infraestructuras e imponiendo costos enormes a los invasores de la región, Arabia Saudí y Turquía.
Entonces se puede decir que el enfoque tomado por Obama ha eliminado toda esperanza para terminar los conflictos y las guerras en Oriente Medio ya que las personas que viven bajo la lluvia del fuego creado por sus vecinos y cada día pierden a sus seres queridos, nunca olvidarán esta hostilidad que solo profundizará la enemistad étnica y nacional alargo plazo.

 

Tags :

EEUU Obama Políticas de Oriente Medio Arabia Saudí Alwaght en español

Comentarios
Nombre :
Correo :
* Texto :
Enviar

Galería

Foto

Video

Protestas en Chile contra ataque de EEUU a Siria

Protestas en Chile contra ataque de EEUU a Siria